Regalos publicitarios promocionales – una sonrisa para cada presente

La cosa fresca sobre los regalos es que usted puede recibirlos. Para todas mis condenaciones del soapbox de los efectos corrosivos que (no obstante quiz?s involuntario) eso la publicidad puede tener sobre la comunidad que despliega su hambre voraz sin prejudicar, yo tienen que decir que soy realmente clase en de regalos publicitarios promocionales. Para un par razona. Primero apagado, tengo gusto de conseguir cosas sin coste mucho mejor que lo hago cuando necesito dar el dinero para ellas. Por ejemplo, era apenas el a?o pasado que compr? tres cajas de plumas. Ahora, para m?, I' m un ventilador grande de plumas, de hecho mi OCD leve hace que siente un poco inc?modo cuando I don' t tiene una pluma en m?. As? pues, it' s importante que tenga una fuente amplia en mi casa. I can' t recuerda exactamente, pero siento como pas? probablemente alrededor doce d?lares para las tres cajas. I' m que no dice que podr?a tomar esos doce d?lares, lanzarlos en mi cama, rodar alrededor en ellos el fresco del al y hacer una noche de ?l; pero, estoy diciendo que podr?a apreciar el efectivo y quiz? almorzar peque?o agradable. As? pues, si I didn' t tiene que pasar el dinero, that' d sea ?ptima. Pero, entonces I' m se fue penless, que est? lejos de ?ptimo. Sin embargo, estos dos deseos los m?os no necesitan ser mutuamente – exclusiva. Cada d?a all? es probablemente diez de diez de lugares alrededor de la ciudad que reparte plumas como regalos publicitarios promocionales. Algunos del doctor, algunos del bursar' oficina en mi universidad, otras de s de un soporte temporal que consigue a gente colocarse para las tarjetas de cr?dito e I' m que comienza a sentarse en una colecci?n razonable de plumas. They' re hacia fuera all?. Apenas necesito ir las consigo. Y para hacer eso, necesito solamente la correa mismo con cantidades abundantes de tenacidad y de voluntad para recoger. La otra raz?n que tengo gusto de los regalos publicitarios promocionales es, inusualmente, casi el contrario exacto del primer. Comienza con la creencia que cada una debe hacer un buen hecho (por lo menos) cada d?a. Un buen hecho que veo como importante debo mantener la limpieza de nuestra ciudad justa (o cualquiera encuentra uno usted usted mismo adentro). Una forma para mantener una ciudad libre de la degradaci?n ambiental es lanzar lejos basura. As? pues, una forma que s? que puedo satisfacer siempre mi buen hecho diario debo cerciorarse de la basura consigue en una poder de basura. Por lo tanto, tambi?n tengo gusto de los regalos publicitarios promocionales, porque puedo tomarlos derechos fuera de las manos del distribuidor amistoso y caminar mi cartel, magnate, visera de papel o lo que y puesto le derecho en la basura. Cada uno gana. Le estar? claro si usted habla conmigo para apenas una peque?a charla r?pida que tengo algunas reservas sobre la publicidad en general. Pero entre estos dos grandes aspectos de regalos publicitarios promocionales, se pone de manifiesto yo que cada nube tiene verdad un lado positivo.