Los videos publicidad en Internet venden mejor que mil palabras, y las grandes marcas lo están