La muchedumbre de los deportes abarca a la audiencia prisionera y fan?tica. Las audiencias que sienten